Canción de Luz

DSC_0404Llega el día del niño, los comercios se abarrotan de gente, hay apuros y entusiasmo por las calles. Padres, abuelos, tíos buscan el regalo pedido, otros preguntan por algo que se encuentre dentro del presupuesto dispuesto; hay quienes con sus manos confeccionaron ese regalo que es único y especial para entregar en un día como hoy, portador de la dedicación y el amor que se puso en su obra.

Hay un obsequio que tiene un valor incalculable, no se puede reemplazar y una vez perdido es irrecuperable. No se consigue en las jugueterías, no hay dinero que lo pague, ni tarjeta que lo financie. Cuando se consigue, si no somos conscientes de su presencia, se escurre rápido y “se escapa de las manos”. ¿Qué es?

Sí, el tiempo. Además de los presente habituales, dejemos una impronta de felicidad en un día como hoy, de tiempo compartido. Un juguete es muy bien recibido por los niños; juegan, comparten, disfrutan, algún día se rompe y se olvida,  en el mejor de los casos, entre todos los recibidos en la infancia, solo alguno queda perdurable en el recuerdo. El tiempo compartido con amor, marca una huella que permanece en la eternidad y no se pierde jamás.

Para aquellos que tiene niños dentro de su corazón, pero que viven lejos, o por alguna razón no pueden hoy darles un abrazo, la tecnología está a nuestro favor. Digo “nuestro” porque ese es mi caso, mi nietita vive a 1400kms y me puse a pensar qué regalo le podía hacer, a la distancia. Así nació la idea de escribirle una canción, para entregarle hoy como festejo del “Día del Niño”.

Si bien es cierto, ella fue mi primer motivación, luego vinieron a mi mente, todos los niños que alguna vez sembraron y siembran alegría en mi corazón. Soy una bendecida por la vida, recibí y recibo mucho amor de los pequeños, incluyendo en ellos a mis hijos, en su infancia.

Tal vez, otros también quisieran compartir su canto con los niños que amen. Si no tienen a mano alguna alguna canción, que rápidamente les venga a la memoria, me encantaría que utilicen esta. Su estribillo es muy flexible y puede convertirse en una canción especial, si le ponen el nombre del niño a quien va dedicado. Y si quisieran cantarla en algún jardín de infantes, en lugar del nombre, pongan la palabra “chicos”y donde dice abuela remplacen por “la seño”. Una canción compartida,  con los hijos, sobrinos, nietos, ahijados, alumnos, con cualquier niño que la vida nos acerque en el camino, es una oportunidad de siembra que no podemos desaprovechar.

Esta Canción de Luz es mi regalo para todos los niños. Por supuesto, no tiene pretensiones poéticas, su melodía pertenece creo, a una vieja canción infantil, no recuerdo bien cuál es, quedó grabada en mi mente en aquellos años de docencia. La tomo prestada para ponerle las palabras que brotaron de mi corazón, pensando en los niños de mundo!

Canción de Luz

Hola, hola Bianca, de mi corazón

la abuela te canta su mejor canción.

Que en este lindo día, reine la alegría

y el solcito brille en tu corazón;

con tus amiguitos juega, ríe y canta

juntos saltarán y el cielo tocarán;

que todos los niños canten su canción,

que el sonido sea de transformación.

Un mundo feliz traerá la Paz

y el Amor guiará a la felicidad.

Hola, hola Bianca, de mi corazón,

la abuela te canta su mejor canción

¡Feliz día del niño!

Luz en tu mente y alegría en tu corazón!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s